martes, 16 de julio de 2013

OLOR VITAL

Te huelen los pies… ¿por qué negarlo? No se trata de una opinión, no es cuestión de todo o nada, es así, sin más vueltas de tuerca. Te huelen luego existes; no hay que avergonzarse, los hay incluso que cantan bajo la ducha y siguen tarareando después en seco. No te ofendas, no es una acusación única de ti, todos hemos culpado alguna vez al pobre zapato, al que no le queda más que resignarse y seguir soportando el pesar de los quesos malolientes…así tal cual es la vida, te pisan y continúas caminando; y queramos o no, la vida, a veces, también apesta…

2 comentarios:

  1. La vida esta en esos pequeños y tontos detalles que la hacen especial y única, siempre habrá "nubarrones" (o pies apestosos) que nos hacen pensar lo contrario... pero tanto los "nubarrones" como los pies malolientes acaban por marcharse, todo depende de lo pronto en que cada uno de nosotros sepamos sortear las piedras que obstruyen nuestro camino. Una curiosa y sorprendente comparación temática que nuevamente sirve para reflexionar. Sigue así! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Richi una vez más por tu aportación. Un abrazo.

      Eliminar