sábado, 10 de agosto de 2013

FASTIDIOSO MOSQUITO…

Me ha picado un mosquito y he sido yo la que le ha envenado a él. Ahora somos consanguíneos, quien me lo iba a decir…un mosquito…
Mientras yo rasco gustosamente la roncha que ha estampado en mi piel, el insecto se sacude queriendo librarse de los males que invaden sus diminutas alas y su menudo organismo, pero ya es demasiado tarde. En su mente, tal vez del tamaño de la cabeza de un alfiler, desfilan todas mis emociones, pues precisamente, fue a ingerir la sangre de mi pecho, tras donde bombea el corazón…pobre diablo.
Me mira y sonríe, es preso de mi locura y al igual que yo, él pensará, mira un humano chiflado…que dichoso el destino, viniste para alimentarte y fui yo la que se alimentó de tu espíritu ingenuo. Ya están en ti todos mis pecados y sentimientos: la lujuria, la ira, el odio, el miedo, la tristeza, la venganza, la valentía…no, un momento, la valentía no es mía, eso me lo transmitiste tú a mí…pero lo más poderoso, el peligro más inminente no es otro que la inteligencia que tú, con tu “cerebro de mosquito”, jamás poseíste, y hoy te regodeas en ella, creyéndote superior…
Como portas mi plasma, sabes lo que vendrá, estamos conectados telepáticamente, ves como agarro la zapatilla, sientes el peso del calzado, me acerco y sincrónicamente te aproximas con aires de prepotencia, es un duelo a muerte que ya está dictaminado, pero eres preso de esa confianza, de mi seguridad frente a un insignificante parásito.
Te acorralo y vuelves a ser tú sin mí, estampado en la pared sanguinolenta que no limpiaré, pues es mi propia sangre la que fluye; quedará la mancha enmarcada como el recuerdo al valiente mosquito que se enfrentó a la muerte pensándose superior, con una mueca maliciosa en los labios y la demencia en los ojos; creyendo ser yo…

8 comentarios:

  1. De nuevo conseguiste plasmar tus pensamientos en un buen relato , cuando me contaste la idea´que rondaba por tu mente no sabía como quedaría, pero tras leerlo solo puedo darte la enhorabuena como siempre . Un texto muy adecuado a las noches de calor y de mosquitos que llevamos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel, recuerdo tu cara cuando te mencioné la idea de escribirle a un maldito mosquito que me había dado la noche...luego llegará el invierno y será el frío y las manos heladas las que nos preocupen, escribiré sobre eso también. Un abrazo

      Eliminar
  2. tienes un arte de llevar un pequeño hecho a convertirlo en relato...
    enhorabuena
    ah por cierto... ya está por fin la segunda entrega de la mentira mejor contada.

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, puse el enlace a la segunda entrega de tu relato en la entrada de "de la adicción y otros otros efectos secundarios..." para que todo el que esté interesado pueda acceder y leer el sorprendente final de tu fascinante historia. Un abrazo

      Eliminar
  3. Sublime, la cruel venganza contra el mosquito que se atrevió a pinchar tu piel y desde entonces llevaba la cuenta atrás de su muerte.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja dicho así suena a rencor...y lo es!! :) gracias por comentar Luis, un abrazo

      Eliminar
  4. El relato del mosquito genial, aquí en mi zona hay muchos,los combatimos con productos farmaceuticos, pero dan ganas de espachurrarlos con el matamosca. Como hay tantos no se puede llevar la cuenta atras de su muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa también aquí hemos tenido este verano una buena plaga, tenemos productos farmaceúticos pero todos son pocos y aunque no piquen dan la lata por las noches... un abrazo muy grande

      Eliminar