lunes, 5 de agosto de 2013

Y HABLANDO DE TI…

De entre todas las cosas que anhelo estás tú, incorpóreo pensamiento que duele, que resbala hasta el filo último de la cuchilla, queriendo dividir mi alma en residuos microscópicos, para así dañarme más veces. Te concibes en mí, lo mismo que aquel fuego que enardece deliciosamente las venas y derrite la fría escarcha de la soledad, para después marcar ardidamente la piel con el sello inigualable del ladrón de corazones. Saltas de Do en Do por las notas musicales de un piano mudo, sin melodía, sin eco que se propague en el vacío, estando ya compuesta la canción y afinada la voz del soprano. No eres amor, ni tan siquiera delirio, eres tal vez una vibración intermitente, un maldito parpadeo, sí, una estúpida utopía que idolatro por no tener que envidiar vanamente a tu ser perfecto. Cuanto mal me hiciste… en una cruel asesina de sueños me tornaste, mas víctima de ellos soy al fin y al cabo…

7 comentarios:

  1. Y DE UN RE, PASANDO POR EL DO, Y TERMINANDO EN FA, HAS DICHO TANTAS COSAS EN ESTA MELODÍA...
    WOW... ENHORABUENA

    ResponderEliminar
  2. Delicioso para todos los sentidos por los que pasaste... Quién no se habrá sentido parecido, pero casi nadie puede plasmarlo como tú nos acostumbras.
    Saludos, asesina de sueños!

    ResponderEliminar
  3. Dices tanto con esas notas que pasas por los sentidos muy bien.

    ResponderEliminar